Vulcano Ultra Trail

Diciembre - Petrohue, Lago Todos Los Santos, Chile

Vulcano Ultra Trail VUT

Relato VUT #15 por Coke Cornejo

Eran las 06.10 de la mañana del viernes 06 de Diciembre cuando parte de la armada nos juntábamos en el aeropuerto de Santiago para el comienzo de una nueva aventura y locura de aquellas que de alguna u otra manera nos dejan marcas para el resto de nuestras vidas, es la magia que tiene el ser parte de este deporte el “Trail  Running”.

1487768_10202446791873222_2035686652_o (1) (1).jpg

 Viajábamos en el mismo vuelo rumbo a Puerto Montt,  Fernando Valdivieso con su inseparable partner Carmen Castillo, mi amada esposa María Isabel, siempre presente en mis momentos más importantes…, en el aeropuerto se nos uniría Rulo Cáceres, que viajó el día anterior,  teníamos programada una espera de aproximadamente una hora de otro vuelo en el que llegaban Bernar y Julia, (qué tremenda pareja ¡!). .

Ya todos juntos nos fuimos al hotel Borde Lagos en Puerto Varas adonde comenzaba a gestarse este maravilloso fin de semana… un hotel de estilo, acogedor y en un entorno maravilloso. Mi habitación tenia vista al lago y de fondo el majestuoso volcán Osorno, inconscientemente cada vez que me acercaba a la ventana nuestras miradas se cruzaban y comenzaba una historia que al día siguiente nos tendría unidos por más de 13 horas… En el mismo hotel bajamos a una  playita con una especie de mirador, una vista y paisajes de ensueño, ideal para una sesión de fotografías, conversa amena y por supuesto el infaltable mate que esta vez corrió por cuenta de Bernar y Julia.

Hora de almuerzo y consulto un dato para almorzar, Gloria, la Gerente del hotel, sin dudar ni un segundo me dice “ La Olla “, fue  tan segura su respuesta que en un minuto estábamos en la carretera tomado locomoción directo a La Olla….para resumir, el almuerzo “fue de los dioses” a esa altura todos los que componíamos la armada tuvimos la intuición y por qué no decirlo, la seguridad que este fin de semana seria simplemente espectacular…cuando ya nos retirábamos del restaurante nos encontramos con Mauricio Reveco, seguíamos con suerte ya que nos ofreció el auto que había arrendado para que pudiésemos llegar a la carrera los cinco hombres que correríamos, hasta ese momento era lo único que no habíamos solucionado en la logística de la aventura…la suerte nos sonreía y Mauricio ya pasaba a formar parte de la “Armada” ( más tarde se nos uniría Carlos Ampuero también) sólo faltaba que llegaran  Rodrigo Moya y Karina… y la Armada  ya estaba  “armada” .

Luego de una reponedora siesta nos juntamos nuevamente en la recepción del hotel, esta vez equipo completo es decir los nueve, listos para ir a retirar los kit y charla técnica. Una vez finalizado este trámite nos fuimos a cenar a un restáurate Italiano en la Costanera…Pizzas y pastas fueron el menú …luego al hotel, ya eran cerca de la 22 horas y comenzaba la noche previa a una carrera esperada por largos meses a esta altura ya se instalaban en mi mente nervios…fantasmas….ansiedad ..miedo y como nunca una sensación de que esta experiencia sería diferente …era extraño, recuerdo vagamente que en algún momento del día les comenté a la Negra que no tenía ganas de correr, en fin, ¡era una sensación ¡.

Comienzo la preparación de la mochila con la ropa que usaría, alimentación etc… ésta era la primera vez que preparaba mis cosas en una habitación de hotel junto a la Negra …finalmente sucumbí y terminé obedeciendo las órdenes de ella, jajajaja…la cita estaba programada para la 04:00 am y nuevamente no juntamos en la recepción ahora sólo los corredores, Rulo, Fernando, Bernar y para variar Rodrigo Moya con 15 minutos de atraso… (las chicas llegarían más tarde al parque) saludos de rigor, una ida al baño de emergencia y nos subimos al auto para tomar rumbo a Petrohué, el viaje sería aproximadamente de 1:00 hora a 1:15 horas…saliendo del hotel se me ocurre mirar mi celular y me doy cuenta de una pendejada que me puso de mal humor y se produjo un quiebre entre los cinco que íbamos en al auto…el silencio fué mi copiloto y todos entramos en estado de monjes tibetano….una vez que llegamos al parque Vicente Pérez Rosales pasadas la 5 de la mañana la concentración es absoluta y no me hace reír ni Cantinflas..el amanecer es precioso, con el lago mostrando su mejor cara y el frio por lo menos a mí, me calaba los huesos..algunos conocidos, saludos y abrazos…entre otros Felipe Duarte, (que alegría verlo completamente recuperado), Mario Ortega, y por supuesto nuestra gran Marlene Flores, a dos minutos de las 06:00 de la mañana  ubicados  en el punto de partida la despedida con los de la Armada,  deseos de éxito.. y se dá la largada!..

 La carrera

 Como siempre, acostumbro partir desde atrás,  tratando de mantener un ritmo parejo y constante,  tratando de seguir a quiénes pienso pueden estar dentro de mi nivel, me fuí en un grupito compacto con Rulo, Mauricio Reveco y un poco más adelante Fernando , no estaba seguro si Bernar iba adelante o  atrás , tengo como principio básico no mirar hacia atrás y preocuparme siempre de competir conmigo mismo y no con los demás , ya a los pocos kilómetros el grupo se comienza a desgranar y me doy cuenta que voy a buen ritmo más rápido de lo habitual para mí…siempre me digo a mí mismo “mismo estaría bueno que corrieras un poco más rápido “,   y parece que esta era la ocasión…el paisaje y el terreno empiezan a mostrar sus mejores caras y armas , comienzo disfrutar cada vez más mi rendimiento, sigo con Rulo y muy cerca llevamos a Fernando y Bernar que nos había pasado en la sacada del corta viento, pienso para mí, o Fer vá muy cagao, o yo estoy hecho una máquina…jajaja… entramos a una zona de cerro con una subida bastante extensa donde ya Bernar y Fernando se comienzan a alejar y no soy capaz de mantener ese ritmo…aperrando con Rulo llegamos al kilómetro 10 donde se encuentra el primer abastecimiento, un par de tallas con el staff , personal del Ejército, y comienza uno de los momentos difíciles y duros de los primeros 30 kilómetros, la que llamaríamos la subida de las banderas según me dijeron cundo llego a esa cumbre, el punto más alto del circuito.

20131207_084803.jpg

Recibo mi primera pulsera y comienzo la bajada, un acarreo de esos que me dejan con dolor en todo el cuerpo, a Rulo ya lo había perdido,  a lo lejos todavía lograba distinguir el cortavientos naranjo de Reveco que recuperaba la ventaja que me llevaba  subiendo una nueva loma,…luego de alcanzar la loma comienza un descenso en un falso plano que daba para correr y correr, miro al frente y no veo a nadie adelante…en ese momento entiendo que comienza nuevamente mi período de eternas carrera en solitario y comienzo la carrera  mental...tengo el primer inconveniente técnico, la manguera de la bolsa de hidratación se suelta y comienza a correr isotónico por mis piernas..paro, saco mochila, putiadas varias, respiración agitada, qué chucha hago aquí… todo el verso que conocemos y que al común de los corredores nos pasa en todas las carreras en las que pasamos del amor al odio en fracciones de segundos ¡! ..   Como nunca en una carrera, en ese momento recuerdo que no quería correr, y que debía ante todo disfrutar y no sufrir, me coloco la mochila nuevamente después de atornillar la manguera y al levantar la cabeza me encuentro  de frente con el volcán al igual como me había pasado el día anterior en reiteradas ocasiones en la habitación del hotel, no pude resistir y comencé a sacar fotos y no me importó el tiempo perdido…(para mi rendimiento el perder un segundo se transforma en varios minutos), pero no me podía privar de registrar ese paisaje, retomo nuevamente un largo e interminable descenso, paso por algunos sectores por los cuales habíamos subido, por lo que comencé a armar el retorno a la meta y a calcular cómo iba en los tiempos. Llego al puesto de abastecimiento del kilómetro 20, nuevamente excelente atención por parte del staff, abundante líquido y frutos para alimentación, seguía todo perfecto y comienza la última parte de la primera parte..era lógico dividir la carrera en dos, la verdad esos 10 kilómetros se me hicieron eternos y lo único que quería era llegar al meta para completar la primera parte, cuando entro al sector de la playa siento las ganas de abandonar , me sentía muy cansado sin ninguna ganas de seguir no me imaginaba seguir corriendo 30 kilómetros más, eran cerca de las 11.30 de la mañana , llevaba cinco horas y media de carrera y no tenía claro cómo eran próximos kilómetros…hasta el día de hoy no estudio altimetrías ni los trazados de las carreras…sólo corro, jajajaj…

Cuando voy llegando a la meta que para mí sería punto de abastecimiento, siento por los parlantes…”se acerca corredor de 60 k, .el número 6 Coke..Cornejo”…una abuelita sentada en un tronco me aplaude, espontáneamente le digo gracias y llego a la mesa de abastecimiento con gente del staff aplaudiendo, ofreciéndome líquidos , comidas , frutas etc…pienso para mí :ésto no es verdad, veía tanta alegría que lo único que quería era mojarme, sacar la tierra de las zapatillas y retomar la carrera, para colmo se me acerca el gran Canuto Errázuriz para alentarme, me pregunta si necesito algo,  ¿quién abandonaría en este escenario ?... Por lo menos yo no estaba dispuesto, retomé energías y me doy cuenta que estaba saliendo Mauricio Reveco, le pregunto si seguirá con los bastones y me dice que sí, yo hago lo mismo, comienzo a trotar lentamente siguiendo las indicaciones de los chicos del staff  y ya estoy en carrera nuevamente…lo que venía era simplemente para una película de terror…… una subida por un río seco para luego tomar el borde de una ladera con un ascenso interminable, sólo caminable, con mucho viento y algo tedioso.. sentía que casi no avanzaba , Mauricio y otro corredor con el que salimos juntos de la meta me sacan  ventaja rápidamente y no los ví más…,aquí  sí comenzó mi carrera, la más difícil, la mental, ya sentía arrepentimiento de haber continuado y empecé a planificar mi retiro, calculaba que lleva alrededor de 35 kilómetros y si me devolvía completaría unos 40 kilómetros, buen entrenamiento para la Misión Race 2014 me decía para conformidad…pero vencí ese primer mal pensamiento y retomé  un ritmo de caminata algo más rápido…cuando nuevamente comienzo a flaquear me encuentro de frente con un corredor que venía de vuelta  y cojeaba, le pregunto qué le paso y como vá, lesión al tobillo, me responde y tuve que abandonar, era Argentino , su voz y cara de decepción eran tan evidentes que me dije “ vamos weon te tay quejando de puro cagón”….pero tenía unas ganas de ser solidario y acompañarlo en su retorno… nos despedimos y seguí mi caminar interminable hacia la roca volcánica….qué trayecto más duro, mi lucha mental era incesante y cada vez tenía menos fuerzas para seguir, hace una semana exactamente había sufrido una gran pena con la muerte de mi tío Marcelo, hermano de mi vieja y como un padre para mí y mis hermanos, se me vinieron muchos recuerdos , él siempre estuvo para apoyarme en momentos difíciles y me pregunté.. ¿por qué no molestarlo y pedirle que me dé fuerzas y me acompañe en este locura? , también invoqué a mi suegro, un ejemplo de lucha y un hombre que lo deja todo por salir adelante….bueno, con ellos dos me fuí y no me dieron tregua, cuando tomé el sendero de roca para subir de frente a la piedra volcánica creo que eran como las 13:50 horas, debía comenzar a apurar un poco a esa altura, me había dicho alguien del socorro andino que el primero ya había llegado….ese weon es de otro planeta pensé…la subida se me hacía interminable, no tenía fuerzas….avanzaba de una bolsa roja a otra bolsa roja y descansaba.. trataba de hacerlo rápido, me resbalaba, se me enredaban los bastones , tenía ganas de mandar todo a la mierda, no me quedaba agua y el mejor escenario era seguir…me puse como meta llegar a la roca antes de las 15:00 hrs y cuando salí del roquerío para tomar el cerro, ataqué la roca con todo …

Fuí viendo que podía avanzar un poco más rápido  y logré llegar a la roca a las 14:40…pulsera puesta, un par de fotos y a bajar...en ese punto no tenían agua pero me indican que a 500 metros hay una bajada de deshielo para cargar la mochila, comienzo a bajar rápidamente, mientras subía me dí cuenta que venían detrás mío tres corredores más , en el descenso nunca más los vi ..nuevamente enfrento un acarreo y trato de bajar lo más rápido posible tenía que recorrer algo de 5k para llegar al próximo abastecimiento…obviamente fueron eternos, creo que llegué a ese punto cerca de las 16:00 hrs, a esa altura estaba  completamente perdido en cuánto a kilometraje y horarios…sacaba cuentas alegres y pese que estaba como a 10 kilómetros de la meta, calculaba que llegaría a la meta tipín 18:30, lo que sería un tremendo tiempo para mí, (cuando planificamos la carrera siempre dije que demoraría cerca de 14 hrs.) en ese punto había dos corredoras que comienzan a subir, yo me sacaba las zapatillas para limpiar mis pies cuando una persona del staff me dice: apura, tienes que bajar a buscar la tercera pulsera y subir por aquí, son 15 kilómetros y hay un corte a las 17:30, de acá a la meta quedan 4 kilómetros, recién entiendo que estoy a 20 kilómetros de la meta, casi me da un infarto “puta que estaba perdido” comienzo a bajar rápidamente en busca de esa tercera pulsera, me empiezo preocupar por un posible corte…esa sola palabra me altera y se me vienen los recuerdos de lo vivido en el Endurance de Octubre…carrera que me dejo un sabor muy amargo y con grandes cuestionamientos….no tenía como registrar los kilómetros y solo calculaba mentalmente la distancia que recorría, traté de mantener mi ritmo lo más parejo posible y sentía que iba muy bien para la cantidad de kilómetros que había recorrido, bordeando un sendero precioso en un bosque a orillas de lago, comienzo nuevamente a sentir mucho cansancio, y la presión de tener puesta pronto esa tercera pulsera me comienza a afectar, voy muy alterado y en mi cabeza decenas de imágenes y situaciones que no me dejaban hacer bien las cosas , son los momentos donde empiezas a repasar tu vida completa, muchas veces los momentos en que realmente te conoces y logras entender cuál es tu misión en esta vida es ahí cuando entiendo porqué me gusta estar tantas horas corriendo, normalmente saco una buena lección….vuelvo a concentrarme en la carrera y en mi objetivo (terminar), veo la hora, son cerca de las 17 horas y ese maldito pass no aparece, una chica del staff en un cruce me dice que a 500 metros está el punto de abastecimiento…todos sabemos que cuando te dicen 500 metros lo más probable es que sea 1 kilómetro o más incluso,…por fin llego al abastecimiento cerca de las 15:10, tomo agua, como gomitas, maní, pasas, naranjas, plátano… ¡sólo me faltó un churrasco palta!…daba gusto ver los puntos de abastecimiento con tal cantidad de cosas a esas altura de la carrera, jajajaja….le pregunto a un chico del staff por mi pulsera y me dice que debo seguir arriba, cruzar la carretera y entrar al sendero del “solitario” creo se  llama…pensé esto es una locura,  solo me quedaban 20 minutos para el pass…se me vino todo abajo nuevamente y comencé a trotar muy lento, algo desmotivado….me sentía realmente solo…a esa altura ya tenía la seguridad que era el último en la carrera ya que a los tres que deje atrás en la roca volcánica jamás los volví a ver…

Los minutos pasaban y no se veía por dónde podría haber alguien para entregarme esa preciada tercera pulsera, realmente era el sendero del solitario… le pido fuerzas nuevamente a mi tío Marcelo, a mi suegro y esta vez además a mi hijo Matías, a mi Vieja y por supuesto a  la Negra…ella era más dura que todos jajajajá….miro mi reloj y eran las 17:30 horas…del pass nada, ni siquiera un indicio de algún ser viviente…la decepción y la pena se apoderan rápidamente de mí, solo quería llorar…cómo le diría al Mati que nuevamente no lo logré?  como enfrentaría a mis amigos en la meta, que le diría a mi vieja, a la Negra, a mis colegas en fin…a todos los que de alguna manera me apoyan y  están cerca de mí en esta aventura? …no podía permitirme un nuevo fracaso y tirar a la basura tantos meses de sacrificio…..!Vamos ctm,…aunque sean las 10 de la noche y sólo,  llegai a esa weá de meta, esté o no esté!!…comienzo a trotar con algo de lágrimas en mis ojos y por arte de magia me encuentro con el pass, una niña me grita ¡!vamos ¡!…y el chico sin decir ni una palabra me pone la maldita pulsera…veo la hora, 17.38,..me miro la muñeca derecha y tres pulseras…vamos que se puede. …salgo a la carretera en filo con trote seguro hacia la meta, cuando paso por el punto de abastecimiento que está en el retorno me sale un tipo y me dice que debo quedarme ahí porque no paso ese pass…lo mandé literalmente a la chucha y sin parar le digo que el pass estaba adentro, le nuestro la muñeca con las tres pulseras…nadie me detendría….una niña me grita ¿cuál es tu número?  le respondo el seis, me gritan que sigo bajo mi responsabilidad y que ya habían retirado las marcas….filo… seguí corriendo mientras me seguían gritando…agarré un ritmo endemoniado…como dirían mis amigos, 20 en mil….jajjajá….llego al punto donde debía tomar nuevamente el sendero  y no daba más…ese fue el peor momento y definitivamente no quería seguir, eran las 18:19 minutos (está registrado en el celu) y llamo por teléfono a la Negra, me contesta y le pregunto si habían llegado todos los de la armada…me responde llegó Rodrigo y Fernando viene llegando ….le digo que estoy chato y no quiero seguir, que cuando llegue Rulo agarren el auto y se vienen…yo sigo por la carretera…me dice pero mony…te quedan dos  horas…sigue …escucho la voz de Rodrigo que le dice…que siga..que siga ……no recuerdo que le contesté pero corto y me doy cuenta que tengo wsp del Mati….lo leo y dice…¿cómo están ?...cucha…no podía responder y decirle mal…para él también es un sacrifico todo ésto… dejarlo sólo todo un fin de semana y muchos otros también…tomo el sendero definitivamente y comienzo a subir, ahora sí que nada me detendría…,el objetivo que me puse fué llegar antes de la 20 horas a la meta. .tenía algo más de una hora y media para lograrlo….sólo podía caminar pero lo hice a un buen ritmo, exactamente a las 19:00 hrs llego al último punto antes da la meta donde estaba el abastecimiento, un grupo de  gente del staff me comienza a gritar y a alentar ¡vamos.. vamos .no queda nada!.  Una niña me grita ¿eres el número seis ? ….

respondo afirmativamente….vuelven a aplaudir…te quedan cuatro kilómetros….un chico se comunica por radio con la organización y le indica que el corredor número seis ya comienza a ir a la meta, es el último de lo 60k y vá muy emocionado …escucho ¡! acá lo esperamos ¡!!...comienzo a bajar hacia la playa y todos los presentimiento que sentí en los días previos que ésta sería una jornada diferente se comenzaban a hacer realidad…tenía una ansiedad de llegar…me comí como 10 gomitas que eché en la mochila en el último abastecimiento, una bolsa de frutos secos del desayuno del avión que me había quedado, y apuré el paso…con alegría veo frente a mí el lago y entro a la playa..otro chico del staff con radio…me pregunta si soy el número seis e informa que ya estoy a 800 metros….borde del rio…apuro un poco para llegar digno, veo señas de una persona con polera salmón del staff y ¡!por fin!!.. diviso la menta  y un grupo de   gente gritando, silbando, aplaudiendo…obviamente mi señora, mis amigos , el staff y la organización…..llegada increíble un túnel humano y comienzan los abrazos y felicitaciones…realmente me sentía como una estrella del deporte mundial …se me acercan dos personas de la organización un hombre y una mujer y me ponen sendas medallas ..la de Finisher y otra más por ser el último creo….jajajá se agradece el gesto, además recibo una bolsa con regalos de la Fuma ¡! Me fui más premiado que los ganadores….se completaban 13:46 hrs de carrera y objetivo cumplido. Esonoma ¡!

 Agradecer enormemente a la organización de Vulcano Ultra Trail por tan maravillosa carrera, por fin una organización redonda, al staff de carrera por todas las atenciones durante todo el recorrido, al personal del Ejercito Chile, a socorro andino, a mis amigos , a Mi chile querido por regalarnos tan maravillosos paisajes y finalmente a Mi amada esposa a mi hijo Matías, a mi vieja y a mi hermano que siempre están apoyándome…un saludo especial a Solier y mi prima Francisca que me mostraron este maravilloso  mundo del deporte….y nunca olviden “ Querer es Poder “

Coke Cornejo

Dorsal 6

VOTA EN FACEBOOK POR ESTE RELATO

11301788364_8b24a070b2_h (1).jpg