Vulcano Ultra Trail

Diciembre - Petrohue, Lago Todos Los Santos, Chile

Vulcano Ultra Trail VUT

Relato VUT #11 por Cesar Montoya

Las 5 semanas previas

Trate de preparar la carrera lo mejor posible, ya que, también tengo como desafío el 70.3 de Pucón, triatlon que se realiza el 12 de enero, así que la bicicleta fue una gran compañera de estas duras pero entretenidas semanas de preparación para la VUT.
El entrenamiento estrella fue la bici, con posterior transición a trote en cuestas, repeticiones de 3 km en cerro a ritmo medio, fartlek en plano, pista y un par de salidas de fondo de trote sobre 3 hrs, ya que para entrenar el sistema energético de la VUT la bici-trote continúo de 5 a 6 horas fueron la base. A esto debo agregar algunas sesiones de natación.
En total fueron 6 semanas de entrenamiento en donde la natación fue un 15% del volumen total, la bici un 35% y el trote un 50% y para mejorar la mecánica realicé trabajos en escalera.
La semana previa disminuí el volumen a aproximadamente un 30% del que venía haciendo las semanas anteriores y solamente en terreno plano, privilegiando la velocidad con sesiones de fartlek.
Además del entrenamiento físico intenté mejorar mi alimentación para bajar a un peso óptimo de 72kg, aunque todavía estoy muy lejos del peso ideal para mi estatura (178cm) que es de 68kg. Eliminé de la dieta el pan, el azúcar y las grasas saturadas incorporando más cereales, quaker, frutas y proteínas de buena calidad, como el pollo y pescados. 
La alimentación de la semana previa fue en base a carbohidratos complejos en un 60%; 3 días antes de carrera lo aumenté a un 75% del total de las calorías consumidas con el fin de recargar el glucógeno intramuscualar y hepático.

Comienza
Salimos fuerte tratando de seguir al grupo líder desde atrás, eran 7 y entre ellos estaban el Argentino Trecaman, el Español Lolo Díez y Mario Ortega (cuarto chileno en el endurance challenge 2013) entre otras bestias que marcaron un ritmo que sólo aguanté hasta el km 4, ya que, al empezar a subir la cuesta jurásica de 1,2 km (muy técnica y peligrosa) los punteros cambiaron el ritmo y los perdí, al salir de ahí ya no los veía. Me quede con Yusef Hales, mi partner de entrenamiento y compañero de equipo, que marcó un muy buen ritmo que nos permitió casi al final de la cima “El Picada” conectar con un grupo de 3 punteros que estaban rezagados (entre ellos estaba Lolo Díez y Mario Ortega) bajamos fuerte con mi partner y logramos dar caza a otra parte de este grupo de líderes a 1 km del PAS Todos Los Santos, ahí cargue agua, tomé un plátano y salí cauto esperando que me depararía el resto de camino que aún quedaba, pensé que en ese momento alguien saldría en pos del segundo corredor que iba a unos 4 minutos, y no paso nada... Inclusive disminuyeron el ritmo, iban comiendo y sacándose el exceso de ropa, otros conversando relajados, fue en ese momento donde había que atacar, me dije: es ahora o nunca! Así que salí a la caza y subí el ritmo sin que me pasara la cuenta y 10 minutos después alcancé mi objetivó (acercarme al segundo) lo aguante unos 3 minutos, me recupere, tome agua, comí y en una pequeña cuesta bajó el ritmo, aceleré un poco y me fui! logre sacarles entre los puestos "Todos Los Santos y El Petrohue" entre 15 a 20 min aproximadamente al grupo, nunca imagine que les había sacado distancia, siempre pensé que sólo venían unos metros más atrás. 
Por el PAS Petrohue pase como todo un rockstar , gritando, chocando las manos de los corredores de 33km, al público y a mis compañeros de equipo y como corresponde un buen beso a mi jefa, Angélica Rojas también del ROUTE. Saben... Me sincero: hace un tiempo atrás me prometí competir con la cara llena de risa y tomar esto como un juego, como una oportunidad de transmitir valores, así que desde hoy siempre haré un poco de show, nada de pasar amargado ni menos enojado ya sea con los factores internos como externos que se dan en gran parte de las competencias, que juegan un rol importante y si no sabemos convivir con ellos nos sacan de la carrera (organización, recorrido, rendimiento, equipamiento, avituallamientos, etc...) lo que no quiere decir que durante el resto de la carrera vaya con la mente en las nubes, siempre concentrado! Tratando de no perder el foco, fluyendo! incluso aprendí que hay que ir callado porque la musculatura respiratoria se resiente y la frecuencia respiratoria se altera y uno deja de oxigenar como se debe. 
De ahí y hasta el PAS Aluvión (km 43) por rockstar me quede con sólo 200ml de agua, ya que, no llene la botella, pero 3 km más adelante un banderillero me regalo un jugo en caja (de esos chicos) y en "la Lengua de Piedra" antes de llegar a la "piedra Vulcano" una poza con agua me salvo, llene la botella y me mojé la cara, apreté los dientes y trate de subir entre caminado y trotando en algunos tramos, ahí me paso el puntero de los 33km Emanuel Acuña (ganador 33km) y más adelante a unos 6 min Pre Díaz (segundo en los 33km) ni siquiera hice un leve intento de seguirlos, ellos iban a un ritmo distinto y todavía con las piernas frescas. La bajada fue fácil y llegue sin problemas hasta el PAS aluvión, cargue y seguí con muy buen ritmo, incluso llegue a cuestionarme, y porque no descontarle a Trecaman...? Lo intente y aumente el paso, adelante a Pablo Pérez, corredor de 33km que me había pasado en la bajada, iba viento en popa hasta que saltando un tronco...calambre en aductor izquierdo! pare y elongé... seguí y 1km más adelante aductor derecho! seguí y se pasó sólo y cuando ya retome el ritmo saltando un charco calambre fuertísimo en el aductor izquierdo, no pare seguí rengueando un poco y Bingo! se soltó, seguí retome el ritmo y llegue hasta el PAS solitario donde cargue agua y comida, cada vez me sentía mejor, volví a el PAS solitario después de esa vuelta con ascensión leve (falso plano) cargue nuevamente agua y me fui hasta aluvión sintiéndome cada vez mejor, agarre esa cuesta de unos 4 km con el alma, visualizandome cruzando la meta y llegue a la playa, no lo podía creer, ahí estaba, ahí...sólo a unos 300m.
Siempre faltan cosas por hacer para llegar mejor preparado, siempre queda un aprendizaje en cuanto a la táctica, a la alimentación-hidratación necesaria pre y durante la carrera, cada desafío nos permite conocernos mejor, nos incentiva a creer más en nosotros mismos, a aprender a convivir con la naturaleza y no competir con ella , ya que, siempre gana sino la miramos con respeto y cada kilómetro recorrido nos acerca a entender que en lo simple de la vida están las cosas realmente importantes y por sobré todo nos enseña a entender que somos infinitos! Gracias a Angélica Rojas, a mi equipo (ROUTE) a mi entrenador Jorge Sanhueza por incentivarme a cruzar la meta. 

Gracias VUT 2013!

César Montoya
ROUTE Temuco
63km
7:24 segundo lugar general.

VOTA POR ESTE RELATO:  PINCHANDO ME GUSTA EN FACEBOOK