Vulcano Ultra Trail

Diciembre - Petrohue, Lago Todos Los Santos, Chile

Vulcano Ultra Trail VUT

28. Felipe Alonso

Yo corro, en realidad, porque no soy bueno para la pelota… ni para las grandes como las de fútbol ó de basquetbol ó volley, ni para las chicas de tenis, golf, ping pong. Tampoco para el póker, canasta o para el pool.

Ahora, si me preguntan así en frío, les puedo decir algo como estos, que seguramente hemos escuchado varias veces de quienes posan de serios:

“Corro también porque es más barato…”

já… farso, farso, farso… si entre zapatillas, reloj (barómetro, altímetro, cuenta kilómetros, pulsaciones, calorías, etc.), mochila, bolsa de agua, anteojos y… guantes, calcetines, calzas, poleras (las varias capas que es de rigor tener) sombrero y demases accesorios “técnicos”, alcanza para equipar un equipo de fútbol entero, incluyendo arqueros y reservas…  y no hablar de pasajes y estadías para carreras (dos ó tres al año).

“Corro para estar solo, conmigo mismo… “

mmm… esquivando ciclistas, grupos scout, y dependiendo del sendero… otros trailrunners que si son mejores que tú y te pasan al trote en subida, te revientan la bilis y los sesos pensando que “…claro, seguro que para correr así entrenan todos los días y hasta un pichicateo se pegan, no como uno que corre así no más, en el tiempo que te va sobrando y así y todo…” o si van más lento, los pasas con escándalo, braceando harto, con sonrisa y saludo incluido… pero lo de solo… naaaa…

“En realidad corro para encontrar mi libertad…”

yaaaaa… quien se cree esta… qué libertad hay cuando tienes un régimen de entrenamiento… que el volumen, que la musculación, que ahora haz pista que ahora cerro, ahora repeticiones… ¿a qué hora nos juntamos? ¿Dónde siempre? Sin entrar a hablar de la libertad en la alimentación y la hidratación… Y la otra es… ¿cómo lo compenso en la casa? Más o menos así, por lo que me han contado: “mire, yo ahora voy a correr, pero cuando vuelva hago las camas, paso la aspiradora, voy al supermercado, saco a pasear a Bobby, si son dos horitas no más (¿diarias?, ¿cada dos días? ¿tres veces a la semana?)”…

“Verdaderamente corro para estar en la naturaleza…”

Eso se piensa los primeros 100 metros… del metro 101 en más uno quiere puro volverse al auto, pegarse una ducha, hamburguesa completa y shop de 500 cc.; tarde de shopping y noche de zapping…

EN FIN, YO CORRO CON EL INSTINTO… POR GUSTO… PORQUE ENCUENTRO EL SUPER YO… lo demás, para manual de autoayuda…

Felipe Alonso