Vulcano Ultra Trail

Diciembre - Petrohue, Lago Todos Los Santos, Chile

Vulcano Ultra Trail VUT

31. Rodrigo Lara

Correr ha sido parte de mi vida, nací en el campo y allí sin querer comencé a amar en silencio este deporte, desde chico tuve que salir a arrear ovejas saltando cercas para evitar que se pasaran al barbecho o simplemente para encerrarlas en el corral, no recuerdo que mis padres me compraran zapatillas caras, polleras compresoras o me dieran geles para ese trabajo considerando que el campo no era chico y creo que por parte baja corría unos 5 kilómetros. Con el tiempo el correr era sólo una parte de mi entrenamiento, jugaba Basketbol, Fútbol y Rugby, lo necesitaba para estar en buena condición para practicar mis deportes. Del niño de campo ya queda poco, hoy soy ingeniero y hasta hace unos meses corría sólo en la trotadora del gym encerrado en una rutina gimnasio - trabajo pero llegó a mi el trail, una carrera de 33k por cerro, lo tomé a la ligera, era una competencia más pero no fue así, esa carrera despertó mi instinto animal, y me llevo a mi infancia. Hoy no corro para arrear ovejas, no corro para practicar otro deporte y no corro para ser mejor que el resto, corro porque esa es la manera en que decidí disfrutar mi vida, volver a sentir el olor de la tierra después de una lluvia, llenar mis pulmones de aire limpio y sentir el barro hasta las rodillas me hizo recordar quien soy y que es lo que quiero.

¿Qué te lleva a levantarte temprano y salir con calor, frio o lluvia a aplanar el cerro o el pavimento?

Mis ganas de disfrutar la vida corriendo.

¿Que le respondes a tus amigos o amigas cuando te preguntan porque estas 5 horas o más en el cerro ya sea un fin de semana cualquiera o en una carrera?

Porque es lo que me hace sentir bien

Rodrigo Lara

30. Sebastian Machuca

“¿Por qué corres?” A cuántos nos han preguntado eso. Varias veces a la semana, muchas personas, más de las que la mayoría de la gente cree, se levanta a eso de las 5:00 ó 6:00 AM, con un sólo objetivo antes del trabajo o los estudios: ver el amanecer con el sudor coronando su frente. Es casi un ritual, que bautiza cada día con un toque especial. No importa si es Lunes o Viernes, Miércoles o Sábado, Jueves o Domingo, cualquier día es ideal para salir a “estirar las piernas”, “aplanar las calles” o visitar la cumbre. Mis amigos piensan que es porque me gusta hacer deporte, porque quiero un “verano sin polera”, porque quiero cultivar mi cuerpo. Lo que no saben es que lo que de verdad quiero es alimentar mi espíritu. El que piense que corro por deporte, se equivoca. Corro porque cuando voy al cerro, sólo somos la naturaleza y yo; porque me siento libre; porque el tiempo pasa sin apuros, entrevistas o trabajos que presentar; porque cuando corro con mis amigos, estamos en la misma sintonía; porque la rutina te atrapa, pero el cerro me libera; porque el sudor en mi cara y las lágrimas en mis ojos se vuelven rocío en el viento; porque con cada pisada que doy, voy convirtiéndome en una mejor versión de mí mismo. Cada vez que corro una carrera, siento que es la vida, con tramos lentos y rápidos, subidas y bajadas, caminos pedregosos y barrosos, terrenos duros y blandos, y sin importar el tiempo que demore, sé que al final del camino, la meta estará esperándome. Porque al igual que en la vida, para mí no se trata de llegar más rápido, sino de llegar más lejos…

“¿Por qué corres?” Corro porque me hace feliz, porque lo amo, y como todo amor, tiene mucho de locura y poco de razón.

Si vas a correr, asegúrate de disfrutarlo amigo mío.

Sebastián Machuca Salgado

29. José Manuel Vives

Muy pocos son los que preguntan el porqué corres, más bien te preguntan ¿Qué ganas con correr un ultra? refiriéndose inclusive a algo material como ganancia.Yo respondo que no se trata de buscar medallas, fama, premios o dinero, sino más bien se trata de enriquecerse de experiencia, de la gratificación de ponerse a prueba y superar metas. 
Corro porque en cada paso existe una profunda meditación en movimiento, y en ello, una autorrealización. Cada paso es un péndulo entre el dolor y el placer, un peldaño en la construcción de uno mismo. Correr es superación. Correr es simple, y está al alcance de cualquiera, solo se necesitan ganas.
En ruta, concretas tu vida, materializas obstáculos, personificas la ayuda y sientes las inclemencias, aunando todos los aspectos reales del día a día. En una carrera de trailrunning, no vives solo una carrera, no corres solo una carrera: vives una experiencia única e irrepetible, entonces te das cuenta que corres porque estás realmente vivo.

José Manuel Vives Salazar 

28. Felipe Alonso

Yo corro, en realidad, porque no soy bueno para la pelota… ni para las grandes como las de fútbol ó de basquetbol ó volley, ni para las chicas de tenis, golf, ping pong. Tampoco para el póker, canasta o para el pool.

Ahora, si me preguntan así en frío, les puedo decir algo como estos, que seguramente hemos escuchado varias veces de quienes posan de serios:

“Corro también porque es más barato…”

já… farso, farso, farso… si entre zapatillas, reloj (barómetro, altímetro, cuenta kilómetros, pulsaciones, calorías, etc.), mochila, bolsa de agua, anteojos y… guantes, calcetines, calzas, poleras (las varias capas que es de rigor tener) sombrero y demases accesorios “técnicos”, alcanza para equipar un equipo de fútbol entero, incluyendo arqueros y reservas…  y no hablar de pasajes y estadías para carreras (dos ó tres al año).

“Corro para estar solo, conmigo mismo… “

mmm… esquivando ciclistas, grupos scout, y dependiendo del sendero… otros trailrunners que si son mejores que tú y te pasan al trote en subida, te revientan la bilis y los sesos pensando que “…claro, seguro que para correr así entrenan todos los días y hasta un pichicateo se pegan, no como uno que corre así no más, en el tiempo que te va sobrando y así y todo…” o si van más lento, los pasas con escándalo, braceando harto, con sonrisa y saludo incluido… pero lo de solo… naaaa…

“En realidad corro para encontrar mi libertad…”

yaaaaa… quien se cree esta… qué libertad hay cuando tienes un régimen de entrenamiento… que el volumen, que la musculación, que ahora haz pista que ahora cerro, ahora repeticiones… ¿a qué hora nos juntamos? ¿Dónde siempre? Sin entrar a hablar de la libertad en la alimentación y la hidratación… Y la otra es… ¿cómo lo compenso en la casa? Más o menos así, por lo que me han contado: “mire, yo ahora voy a correr, pero cuando vuelva hago las camas, paso la aspiradora, voy al supermercado, saco a pasear a Bobby, si son dos horitas no más (¿diarias?, ¿cada dos días? ¿tres veces a la semana?)”…

“Verdaderamente corro para estar en la naturaleza…”

Eso se piensa los primeros 100 metros… del metro 101 en más uno quiere puro volverse al auto, pegarse una ducha, hamburguesa completa y shop de 500 cc.; tarde de shopping y noche de zapping…

EN FIN, YO CORRO CON EL INSTINTO… POR GUSTO… PORQUE ENCUENTRO EL SUPER YO… lo demás, para manual de autoayuda…

Felipe Alonso

27. Gabriel Sanchez Morales

Porque corro? …mmmm porque el corazón me lo pide… dedico cada paso a mi hija Isidora (23 días) y a mi hermosa esposa Patricia

Gabriel Sanchez Morales

26. Leslie Barrenal

NUNCA PODRAS CORRER!!! Lo escuche toda mi vida, desde niña por los médicos y hasta ahora grande de mi madre, eso porque nací con una dificultad en el pie izquierdo donde tuvieron que hacerme varias cirugías desde bebe, se supone que nunca sería capaz de correr y acá estamos, soñando cada día con más kilómetros!!!

Ponerme metas y sufrir por cumplirlas me ha hecho muy feliz, siento que puedo ser mejor cada día y enseñarle a mis hijos, que con disciplina y determinación, todos los sueños son posible, aún no veo q lo aprendan jajajajaja, pero admiran como me he superado y espero q algún día ellos sientan, como yo, que son capaces de todo!!!

Para mi correr significa la felicidad máxima, disfrutar cada kilómetro recorrido, lograr cada objetivo propuesto, cruzar con emoción cada arco de meta y siempre ir por más!!!

Leslie Barrenal

25. Allan Leyton

Son las 7.00 horas, amarro mis zapatillas, agarro mi mochila  con mis bastones. Y cruzó esa maldita puerta, con cada zancada que doy, dejo atrás esa jungla de cemento, junto a los monstruosos automóviles, que van de la mano de esa siniestra nube negra. Con cada metro que dejo atrás comienzo a revivir. Unos cuantos kilómetros y se escucha un concierto celestial, las aves cantan acompañadas  del estero y el viento comienza a soplar en mi cara. Voy perdiéndome en el bosque cierro los ojos y despierta en mí el espíritu del guerrero y del ciervo, sólo quiero correr. Se vienen a mi mente mi vida entera, soy solamente un alma que va descubriendo el amor y la felicidad, comienzo a comprender el significado del abismo del cielo y la inmensidad de mi cordillera, quiero seguir subiendo esa montaña para alcanzar las estrellas con mi mano, sentir el agua en mis pies, sin preocuparme de nada, no deseo conservar mi vida sin traspasar mis límites, quiero vivirla  y disfrutarla, alcanzar el vuelo del cóndor y empaparme de nieve, volver a  nacer, si el frío no importa es una anécdota en esta loca carrera voy descubriendo mis secretos y mis verdades. Soy feliz y cada latido de mi corazón y cada inspirar de mis pulmones lo confirman, que mierda importan las caídas, los rasguños, la lluvia si son obstáculos y como en la vida yo voy más allá… voy descubriendo el significado del verdadero amor y la felicidad….y cuando me preguntes ¿Por qué corres?  Simplemente mira mi rostro y tendrás la respuesta….. por el amor y felicidad que renace en mí, en cada loca carrera.

ALLAN ALFONSO LEYTON ROBINSON

24. Herman Alberto Arrascue

MI PASIÓN POR EL RUNNING… MI PASIÓN POR EL TRAIL!!!

El día en el que empezó mi vicio hace aproximadamente 3 años, vicio por el cual hoy no puedo pasar más de dos días sin él, por el cual me levanto a las 4:30 o 5:30 de la mañana y salgo en busca de otras personas que compartan este locura conmigo y si no encuentro a otros locos como yo, no dudo en buscarlo y calmar esta necesidad sólo.

Sólo o acompañado disfruto de este placer por las pistas o por las montañas, por las playas o por las dunas, con el sol calcinante en la cabeza o con el frio que llega hasta los huesos. De día o de noche, todo momento es oportuno para recibir un poco de este néctar que acelera los latidos de mi corazón y hace que todos mis músculos entren en estado de actividad máxima para dar lo mejor sí.

Este vicio llamado running, es el por el que hoy me entrego integro en cada entrenamiento, es el que hoy ocupa un lugar en mis cronogramas de actividades mensuales y para ser más exactos mejor digo semanales por no decir diarios. Si tengo un tiempo disponible o un tiempo libre voy a ver la manera de salir a correr unos cuantos kilómetros para despejar y relajar mi mente y mi alma.

Corro porque me relajo y porque siento que de esta manera le voy a dar un buen ejemplo a mi hijo, a mis sobrinos y todos mis familiares y amigos que saben que practico este deporte, que saben que me apasiona y que cada día “Iré por más”… por más km, por más rutas, por más destinos y por más retos que me empujen a seguir adelante.

Gracias esposia mía por todo tu apoyo y comprensión en esta mi locura por el Running, sin ti creo que no hubiese podido seguir avanzando en este deporte.

Herman Alberto Arrascue
PASION RUNNING.jpg

23. Mariano Volpedo

Empecé a correr porque los análisis que me pidió el doctor me dieron mal.

Porque hice una apuesta, corrí mi primer 10k y ahí me juré con el corazón que quería correr un maratón. Corrí por ese sueño, por verme llegar a la meta.

Corro para seguir el sendero, por el placer de estar en la montaña, corro para llegar, para parar y poder contemplar. Corro para aguantar las subidas esquivando troncos, piedras, espinos, con las manos en las rodillas. Corro para largarme en las bajadas, dando saltos, alargando el paso, navegando con los brazos.

Corro también por los imposibles, por ponerme nuevos desafíos, para ir a correr con el equipo, por el equipo. Corro para seguir los pasos de mi manada, atrás, adelante y al medio, corrí con mi amigo tres días, por él y él corrió por mí. A las 5 me levanto para entrenar con el equipo, por ellos corro. Corro por los colores de Route, porque creo en el equipo, porque confio en el Coach.

Y cuando llega la carrera, corro porque tengo que llegar, pero cuando todo duele, cuando necesito todas las fuerzas, corro por mi amor, por mi familia.

Corro para entrenar, para ser mejor, para ser más fuerte, para ser más rápido, para subir la montaña, para cumplir el plan, para escuchar música, para escapar, para estar, corro para soñar.

Corro para ganarme el día, para estar vivo. Porque me gusta, porque no le interesa a nadie, porque estoy loco, porque lo publico en facebook, porque grito, porque rio, sufro y lloro de alegría.

Porque yo solo sé lo que me cuesta, porque no es para nadie sino para mi, no es razón porque es pasión. Y el corazón no sabe ni entiende que responder cuando le preguntan porque, porqué vas a correr tus primeros 80k en Vulcano.

Mariano Volpedo
llegada1 (2).jpg

22. Francisca Salazar

Porque corro? Comencé a correr por una casualidad…años atrás, gané un cupo para correr 10 km en una carrera urbana en Santiago. Esa mañana, me coloque mis zapatillas, y….tan solo corrí. Sin pensar. Sin saber lo que hacía. Hasta que llegué a la meta. Y una sensación de felicidad, de alegría, de triunfo, de sentirme capaz de derribar mis propias barreras, físicas y mentales, me inundó. Y sentí la necesidad de seguir corriendo.

Las distancias fueron aumentando paulatinamente. Comencé a salir más seguido, a correr por las calles, por los parques. Al entrenar y al inscribirme en estas “corridas” conocí a otros corredores, con los cuales compartí esta pasión. Corredores que pasaron a ser mis compañeros de trote, mis amigos.

El correr comenzó a ser parte de mi vida….el llegar a casa, colocarme las zapatillas y los audífonos…y correr, sin importar tiempos o distancias…a veces acompañada, a veces sola, planificando la semana, arreglando el mundo, o dejándome llevar, la mente en blanco, sólo sintiendo el pavimento en mis pies…

El correr me acompañó por años…muchas decisiones importantes las tomé trotando por las calles de Santiago….el stress del estudio o del trabajo los “boté” corriendo por Pocuro…las alegrías de mi vida las compartí con mis amigos corriendo por Vespucio…los dolores y pérdidas las lloré en el San Cristóbal…

Y así, trotando, llegué a los senderos, a los cerros….un nuevo desafío, mayores distancias. Aquí logré abstraerme de todo….dejo de lado las calles, los autos, los edificios, los ruidos urbanos, y me abandono a mis pensamientos, a los senderos, a las nubes, a las piedras, a las ramas rozando mis brazos, al frío viento golpeando mi cara. Paro de correr, observo las montañas a mi alrededor. Sonrío, y sigo corriendo…

Y ahora…casualidad? Llegué a Vulcano. Vuelvo a recordar todos estos años...y tan solo puedo asegurar que no existen las casualidades. El correr llegó a mi vida porque de alguna manera pertenecía a ella. Esto soy yo: un par de zapatillas, y la libertad de descubriendo nuevos paisajes, nuevos amigos, nuevos rumbos…y así seguir construyendo mi destino…

Francisca Salazar

21. Equipo VUT

Corro por la amalgama de amistad y esfuerzo que se crea en cada entrenamiento;

por la lucha interna y externa que se da en las carreras, por esa competencia pura y transparente.

Corro por el momento sublime y personal que se vive al cruzar la meta, por esa explosión espiritual de pocos segundos que se comienza a sentir minutos antes como un estremecimiento creciente;

por ese sentimiento pendular que lo sigue, y que no sabe si dejarte en la sonrisa o el llanto, hasta el momento en que cruzas la línea, paras, y el péndulo se detiene, explotando con fuerza e impredeciblemente en el lado en que queda.

Corro por la calma que sigue a la meta, por su claridad y tranquilidad.

Corro porque sé que la calma dura poco, porque es un ciclo inevitable, una adicción generada por esa amistad, por ese esfuerzo, por la competencia, por la sonrisa, por el llanto, por la explosión y por esa calma efímera que tanto se anhela.

Corro porque puta que me gusta correr.

Equipo VUT

20. Mónica Cisternas

¿Por qué corro? Inevitable el viaje a la infancia … a la búsqueda de terneros por los cerros para llevarlos a sus corrales, toda una hazaña encontrarlos y correr tras ellos, eran como las nubes que parecía que nunca los iba a alcanzar. No recuerdo cuando años hice la misma actividad… todas las tardes, antes del atardecer, me ponía las zapatillas que usaba en educación física, y comenzaba a correr. Recuerdo  los sonidos porque las piedras, el barro, las espinas eran esquivadas y esa majestuosa sutileza era melodía orquestadas a mi pasar. Caí más de una vez, así cuentan las cicatrices en mis rodillas, pero eso no fue impedimento para correr, correr y correr. Hoy han pasado los años y cuando me levanto temprano en aquellos días en que podría descansar, el asfalto es mi sendero para perseguir las nubes a su andar. Puede hacer frío o calor, no importa; el silencio, mi cuerpo en movimiento y mi alma en libertad corremos por la promesa de llegar a donde queramos viajar. Y los amigos siempre esperando en alguna meta.

Talamistral

19. Margarita Jara

PORQUE  CORRO…? No preguntéis solo lee.

…corro por una genética intrínseca  en mi cuerpo  que llevo desde cuando era pequeña que buscaba en los rincones que cosas hallar, en los innumerables juegos infantiles corriendo  por las calles añosas de mi pueblo que me vieron  crecer, Nacimiento, enclavado en la ribera del Bio Bio, mirando cómo se troza la madera de este lugar, creo que de niña he llevado el afán de correr, disfrutando el aire de la mañana, de la tarde, recorriendo  escaleras  como queriendo alcanzar  algo preciado que estaba en la cima del lugar, corro porque la vida y el tiempo  ha permitido perseguir sueños y alegrías, corro porque logro conectarme con la vida, con la naturaleza sentirme que estoy viva, llevar en la retina los matices de colores del valle, de la montaña captar  una visión diferente del mundo, corro por un sinfín  de aventuras y de experiencia inolvidables con seres humanos entrañables, enriqueciendo el alma y el espíritu, porque es glorioso llegar a la meta, porque es la mejor metáfora que he hallado en la vida, encontré que es el mejor aliado para mi mente, superar mis temores y barreras que coloca el destino, porque quiero sentirme orgullosa  y  dejar legados tal vez invisibles pero grandes para los ojos de dios. Corro porque en el silencio hay templanza, que te permite escuchar las hojas, la  implacable lluvia y el viento que no lo ves pero sabes que esta allí, corro porque ya cuando sea vieja y mire hacia atrás y vea apagarse la luz del sol diré entonces, que la vida tuvo sentido y, el firmamento será mi  gran cómplice, corro porque simplemente amo la belleza de la vida, podría llenar un libro de buenas y lindas razones para correr. Correr ha sido mi fuente de inspiración para escribir estas líneas, correr es la magia de todo ser humano, porque te purifica, porque te ilusiona, porque te da dolor, porque te contrapone en alegrías y tristezas. Corro porque es un deporte viajero y emocionante  cuando ya no tienes piernas para seguir  solo te queda tu infinita voluntad, sientes que cuando llegues a la meta alguien estará esperándote para darte un valioso abrazo. Corro porque estoy convencida porque si no aplicas tu fuerza interna de nada te sirve tu fuerza externa  cundo solo te queda tu corazón para seguir.  

Margarita Jara


18. Ruben Novoa

Por qué corres? , La verdad es que yo me he planteado muchas veces esa misma pregunta; en un principio, era por saber que se sentiría ser rápido, como esos tipos flacos de short cortó que a menudo aparecen en las publicaciones deportivas, pero al cabo de 2 años me vi uno de ellos, pero en realidad no, ese no era el motivo.

 Voy cada vez que puedo a este lugar con desnivel 210m a 4km de Concepción a buscar el por qué, a escuchar ese zumbido que produce la ciudad y al que mi cuerpo le dice aléjate, escapa y solo escucha como latirá tu corazón. Mis padres me preguntan por qué estuve 2 horas en el cerro; si solo supieran que estaba perdido por los senderos buscando nuevas rutas.  

Entreno realizando series que son tan fomes, pero que  te hacen sentir tan bien después: en momentos  intentando ver el marcador de velocidad de los autos, en otras,  por llegar más rápido a clases y, como no decirlo, como regalo para mi  cumpleaños o para acompañar a la mujer de mis sueños logrando que nuestros latidos marquen el mismo ritmo. En otras ocasiones, es tan solo  por coleccionar las medallas( jajaj) diciéndome: ¡aún me  falta esa!. Pero, sin lugar a dudas,  partiendo último en la competencia para recordarme cómo fue que todo esto comenzó. Es como un mundo paralelo en el cual vivo cada vez que utilizo las zapatillas de colores.

En el día a día soy un estudiante de construcción que deja de lado el zapato de seguridad por las zapatillas amarillas; ahora, pasados 80 días desde que tuve mi primera lesión de importancia (esguince de tobillo) y con 8 kilos más sobre el cuerpo, vuelvo a correr, porque me apasiona, porque me gusta el ambiente, amigos y por sentir como transpira mi cuerpo otra vez; así entonces, puedo asegurar que como parte de mi motivación para el regreso, será participar del Vulcano Ultra Trail 2014.Entonces porque¡¡¡por seguir buscando escusas, a algo que simplemente ME GUSTA.

Ruben Novoa Vargas

17. Roddy Pardo

Porque esto es el cambio de mi vida,  tenía la típica rutina de estudiante universitario, carrete, pocas horas de sueño, malos hábitos alimenticios, cigarro, sedentarismo y todas esas cosas que me llevarían directo a una obesidad y quien sabe que otras enfermedades, solo era cuestión de tiempo para que cambie mi metabolismo y mi organismo me pase la factura, en el fondo sabía que no iba bien siempre lo supe , pero un dia decidí cambiarlo todo, y de la nada se me ocurrió hacer el recorrido que hago regularmente en bus para ir a la universidad ( de La Unión a Osorno ) corriendo, aproximadamente 37km , al comienzo pensé que sería algo inhumano, pero en ese momento ni siquiera tenía idea que una maratón era de 42km y ni mucho menos conocía las utramaratones, me puse a entrenar corriendo dentro de mi ciudad, lógicamente me costaba mucho llegar hasta una parte y volver , con el paso de algunas semanas ya se me hacia costumbre, ya notaba los cambios  físicos y de ánimo, y ya tenía conocimiento de las competencias de fondo y largo aliento, y  me impuse una pequeña meta de llegar corriendo a otra ciudad más cerca que de Osorno , mi primer objetivo ida y vuelta La Unión a Rio Bueno (20km aprox) , y un día simplemente me lance a mi meta y lo logre!! Fue mi primera superación y me sentía súper feliz, y pensé en inscribirme en una competencia fuera de mis alrededores para conocer otros lugares y tome la decisión de inscribirme en una maratón en las torres del paine, quedaban aprox 6 meses asi que tenía tiempo para seguir entrenando pero cuando intente hacer la ruta que me había puesto hace algún tiempo tuve la desgracia de lesionarme y no realizar mi gran meta que era llegar hasta Osorno corriendo, me lesione la rodilla y estuve parado como 1 mes sin correr nada, a pesar de sentir una gran frustración espere y tuve que empezar de “0”, pero esta vez un poco más controlado ya que había adquirido un GPS de gran utilidad para entrenar, así que al poco tiempo entrenando me impuse un calendario con pequeñas metas hasta que cumplí con mi primera meta de correr de La Unión a Osorno,  estaba contento de poder realizarlo tenía el gran apoyo que  de mi familia , todo perfecto solo que había resucitado nuevamente la lesión en mi rodilla, rápidamente busque ayuda y con unos ejercicios me recupere pero ya quedaba poco para la maratón en las torres del paine, y con kinesiotape y antiinflamatorios acelere un poco la recuperación pero no tenía mucho entrenamiento , mi objetivo en esa competencia eran los 63k, una distancia que me hubiera gustado realizar pero por problemas con la organización tuve que hacer solo 42, pero lejos de eso el ambiente que se vivía era genial, conocí gente de otros países que iría a correr también, para nuestra suerte el día estuvo espectacular , con un sol que permitía ver el paisaje en todo su esplendor, que mejor que ir a realizarme como fondista en un lugar tan anhelado por algunos, cuando llegue a la meta sentía que mi vida ya había cambiado y que esto era lo mio, y en menos de un mes ya estaba en otra competencia de 50 de la endurance challenge , después 63 en VUT, para luego en abril de este año hacer mi gran reto PATAGONIA RUN 100K ¡! , Quien lo diría en menos de 2 años corriendo, ni yo me la creía que podría correr semejante distancia tan absurda para mi, pero lo logre, y todo eso gracias al entrenamiento y sacrificio nada más que eso, que sacrifique? La mala vida que no me llevaría a nada, gane amigos y me supere a mi mismo al correr estas distancias, ahora mis objetivos se centran en mejorar mis tiempos y seguir manteniéndome así por que me gusta, me inspira y me enorgullece…simplemente por eso corro ¡!!

Roddy Pardo

16. Lorenzo Tapia

Corro Porque pesaba 120 kilos y un dia cualquiera soñé  que podía hacerlo

Corro porque cuando cuando conté  a mis amigos que iba a correr 10k,  mis amigos se revolcaron en el suelo de la risa

Corro porque cuando en unas vacaciones vi correr en Licanray y Pucon me dije que eso era lo que quería hacer

Corro porque me hace sentir libre,  con alas y poder  volar

Corro porque reinvindico a todos los gorditos que se animan a correr

Corro porque la voluntad humana es la fuente de energía mas poderosa que existe

Corro porque fume hasta los 32 años y con obesidad hasta los 36 y es mi revancha con la vida

Corro porque cuando corremos todos somos iguales sin distinción de sexo, raza o condición social,  solo que unos son mas rápidos que otros solamente.

Corro porque es el mejor antidepresivo y ansiolítico que existe y es gratis.

Corro porque hace ser mejor persona y se crean lazos con otros que comparten el gusto por correr

Corro porque mi rival a vencer es el mas difícil, que es a mi mismo

Corro porque los mayores beneficiados son mis hijas quienes me verán con salud por mas años

Corro porque es gratis y porque es la llave para vencer el sedentarismo, obesidad y mejorar mi calidad de vida

Corro por miles de razones más,,, pero principalmente ,,¡¡ PORQUE ME GUSTA  ¡¡

Lorenzo Tapia

15. Rodrigo Labrin


¿Por qué corro? Amigos, todos tenemos sueños, anhelos y metas, para alcanzar estos desafíos debemos luchar día a día con las barreras que nos impone la vida, muchas veces queremos abandonar la lucha y siempre algo lindo nos incentiva a seguir viviendo.

Recuerdo que desde niño mi padre me incentivó a correr, lo hacía muy bien hasta los 16 años y por circunstancias extrañas y que no deberían ocurrir en la vida de los mayores, no seguí corriendo, hace dos años decidí volver a retomar lo que un día me hacía feliz, a mis 38 años considero que aún estoy joven y nunca es tarde para hacer lo que me gusta y cambia mis estados de ánimo gratamente, ese amor por correr me ha brindado grandes satisfacciones como así grandes sacrificios que en nada se compara con la libertad de correr libremente, esos pensamientos que rondan por tu cabeza hace que te esfuerces aún más en llegar a la meta.

La sensación después de correr es impagable porque sabes que diste todo, correr es como la vida, si no te esfuerzas nunca sabrás lo que se siente terminar la carrera y llegar a la meta.

Lo importante no es ganar, lo importante es la amistad, el cariño y la pasión de ver a personas tan lindas que con garra y esfuerzo logran levantarte, por eso amigos nunca es tarde para cumplir los sueños y metas en la vida.

¡Saludos afectuosos!

Rodrigo Labrin

14. Andi Polanco

Por qué corro?

Yo nunca fui un deportista, era una persona que solo veía la vida desde mi trabajo hasta mi casa y solamente viajaba al interior del país sólo por mi trabajo, fue una tarde de domingo clásico en el año de 2007 sentado en el jardín de la casa de mis padres junto al diario encontré un aviso muy pequeño que indicaba que se aperturaba el inicio de un nuevo deporte en el país, que combinaba los viajes, la naturaleza y aventura, me decía a mí mismo, parece bueno y será fácil porque no creo que en las montañas se tenga que correr. Con poca preparación me inscribí, la ruta fue 15 kilómetros con una altura de 2300 msnm y un ascenso de 1200 msnm, llegue último en la competencia, pero la sensación era una mezcla de emoción, cansancio, fuerza, adrenalina, las lagrimas que me brotaban al abrazar a mi padre que me había esperado hasta el final, con todo el cuerpo adolorido pero con una gran sonrisa que nunca la había sentido en mi vida, sentí que volvía a nacer, sentí que podía lograr retos que muy poca gente lo hace y podía estar en una mágico lugar como las montañas, me sentía como si hubiera llegado en primer lugar.

Desde ese momento mi vida ha cambiado, levantarme temprano, a correr, nadar o ir al gimnasio de lunes a viernes y esperar que ya sea fin de semana para ir a la montaña, siento que es mi pasión y que requiere disciplina, esfuerzo y dedicación, ser mejor cada día y terminar una carrera con una gran sonrisa y sin lesiones es mi objetivo.

El esfuerzo que le dedico de lunes a domingo me recompensa a disfrutar del paisaje, el viento, el frio y el calor, esa sensación que has dado lo mejor de ti es lo mejor, es vivir, sentir que puedes hacer que las agujas del reloj vayan muy lentamente y al mirarte al espejo sentir que cada día te ves mejor.

Los amigos y familiares no entienden mi pasión y poder darles una explicación es poder hacer un resumen de lo uno siento al estar en una cuesta o una pendiente o cuando sientes que te duele todo pero tu corazón y mente te dice, vamos dale que si se puede, decirles que cada carrera o entrenamiento es una aventura que te recompensa con amistades maravillosas, paisajes inolvidables, momentos únicos, viajes por muchos lugares con muchas horas para correr unas cuentas, en ese momento de soledad puedes pensar, soñar, reír y llorar, tener una vida sana y encontrar una persona que ame las montañas y la aventura, que también sienta esa pasión tal vez de otra manera, pero siempre en contacto con la naturaleza, es lo mejor, esa persona que te apoya en tu alimentación, que te exige esfuerzo y disciplina, que sacrifica ese tiempo para que entrenes, esa persona que te recibe con una gran beso y celebrar junto a ti que llegaste bien, sano y disfrutaste una nueva aventura el correr, el mismo vivir, vivir …

Andi Polanco

13. Daniel Tureo

Difícil responderles a tus amigos por qué corres. Y más difícil a gente que no conoces. Al principio era solo para hacer algo de deporte y aguantar un par de kilómetros era suficiente. Ahora porque la montaña es algo que me tranquiliza y me saca de un mundo demasiado dinámico. Definitivamente, andar en la calle corriendo con autos, gente, perros, bicicletas, semáforos, bocinas no es lo mismo que andar por un sendero y correr solo. Pero todo tiene una historia o ¿NO?

Hace un par de años empecé con los deportes en montaña y cada año hay algo nuevo. Snowboard, escalada, montaña, escalada en hielo, escalada tradicional son algunas de las disciplinas que trato de hacer. El running comenzó en el momento en que quise mejorar mi estado físico.

Entonces, comencé a correr y a mezclarlo con las demás disciplinas. De Puerto Montt pase a Santiago y allá tenía la calle Pocuro que era ideal para trotar un rato. Un día mi ex jefe me dice por qué no correr la maratón de Santiago. Me reí al principio, pero al día siguiente ya estaba inscrito en los 21 km, un meta en la que me enfoqué. Hasta ese momento, nunca había corrido más de 11 km en Pocuro, pero siempre pensé en que si podía eso, 21 km no eran tanto. Al final, si fue más de lo que pensaba, pero nada terrible.

Luego de eso, el correr siguió siendo un complemento para la montaña (lo es hasta ahora). Descubrí que la bicicleta era otro buen complemento y comencé mis subidas al San Cristóbal. Sumé el yoga a mi lista, primero fue un sufrimiento, solo comparado con pasar de 5 km a correr una maratón (creo yo). No lograba entender cómo era tan exigente el yoga, pero le encontré un gusto y ahora es parte de mis actividades.

La media maratón de Santiago me mostró que hay gente que CORRE y de verdad. Otros 10 k me mostraron que no estaba mal, hasta una competencia en cerro donde había que recorrer 10 k con unos 1.000m de desnivel, pero parecieron 20 en plano. Ahí cambié el chip y todo lo enfocaría en cerros.

Seguí con mucha montaña, ahora ya con mejor resistencia, enfocando la bici, el trote y el yoga en eso. Todo iba bien, hasta que vuelvo a Puerto Montt y me encuentro con el VUT. Leo 15 k, 33 k y 60 k. 60 era mucho, 15 quizás muy poco, 33 ideal. Entrené enfocado en hacer esa larga distancia (según yo), llega el día de la competencia y entre una lesión y que la ruta era dura, mis expectativas no se cumplieron. Filo, era la primera y para el otro año vuelvo y mejoro, ese fue mi pensamiento.

¿Frío, calor, despertarse de madrugada, andar 12 horas  seguidas, lluvia, nieve? Todo eso es parte de la montaña y muchos amigos montañeros lo han sufrido. Lo bueno de colocarse una meta, es que enfocas tus esfuerzos en ella. Suena simple. Competir 33 k o 60 k o lo que sea, puede ser una locura, pero un vez que lo haces, siempre se te viene otra más grande o no?.

¿Por qué corro? Para poder dar en algún momento más de lo que me estoy exigiendo a diario. Esto no es solo en una competencia como el VUT o alguna maratón (que aún no corro y no creo que lo haga), tampoco para esos cerros o montañas que tengo siempre en la mente. Simplemente para la vida diaria uno tiene que exigirse más.

Tengo claro que siempre te encuentras con alguien más fuerte que tú, pero he aprendido a conocer a mi cuerpo y sus limitaciones. La mayoría son mentales y no físicas.

Daniel Tureo

12. Richard Burdiles

Amigos de Vulcano:

Amanece y cada día es un nuevo desafío. Vivir en el sur de Chile resulta sin lugar a dudas un encuentro constante para quienes corremos. Ya sea que entrenemos de mañana, durante la tarde o de noche nuestras piernas se convierten en el instrumento y nuestra mente en el motor para desafiar el frío incesante y la lluvia que es compañía obligada en nuestro recorrido.

Quienes hacemos del running un estilo de vida renunciamos a muchas cosas pero ganamos otras tan importantes como son los amigos de las carreras amantes de la misma pasión. Ganamos vida, salud, conocimiento y energía. Somos especiales, no cualquiera destina tanto tiempo de forma diaria a ver la vida que otros no ven, a ser diferentes, a romper esquemas y promover nuestra enseñanza, vamos más allá de lo plausible y sabemos que lo que nos mueve es algo que para muchos es anormal pero que a nuestro gusto se traduce en la articulación muscular y la sinapsis de nuestras neuronas en superar día a día nuestras metas, en llegar a la cima, en quemar ese segundo de tiempo y volverlo un instante único de satisfacción.

Mis amigos no entienden por qué lo hago, tal vez yo tampoco, lo único que sé es que si alguna vez me gustó correr hoy se volvió mi adicción y aunque esté un poco loco espero estar siempre sobre el umbral de la normalidad ajajjjajajaja J . La sensación de ser atípico en este mundo de sedentarismo resulta ser la mejor experiencia mesclada con el sudor de nuestro cansancio y la meta que día a día se hace más llevadera.

No es por moda, ni por lucirnos es para desafiar al límite nuestras capacidades y saber que algún día todo el tiempo invertido, los momentos olvidados, la energía derramada, los kilómetros recorridos y cada calle pisada tendrán algún sentido, para algunos será mejorar su estado de salud, otros para batir sus marcas, muchos por distracción pero al fin y al cabo cada uno con su propósito. El mío es simple correr para vivir, conocer, sentir, experimentar, hacer amigos y día a día ir construyendo un mejor registro y quién sabe el día de mañana poder obtener un logro deportivo que se traducirá en la mejor retribución por el tiempo empleado en hacer del correr mi forma de vida.

A quienes desconocen esta disciplina los invito a sumarse y ser parte de esta pandemia de energía y buena onda. Cada día somos más y sin duda llegaremos a cada rincón irradiando nuestro espíritu de lucha y superación frente a lo adverso y opaco que pueda verse el camino, mientras más corres tu horizonte será aún más amplio.

Cada día que amanece agradezco a Dios por permitirme ser un pequeño trotamundos y aprender de aquellos que depositan sobre sus dos piernas o en otros casos sobre sus brazos toda su energía y esperanza en llegar a la meta que pese a lo distante que se vea esta se vuelve ínfima porque si hay algo que nos caracteriza a quienes corremos es la fuerza de voluntad.

Cada quien da el trayecto a su vida, nosotros nos proyectamos día a día y lo hacemos corriendo.

Ayer corrimos, hoy corremos y mañana correremos. Corre por tu vida.

Richard Burdiles Cárdenas.